"La ironía es, esencialmente, confrontación. En la costa de Palomino, donde habitan los descendientes de los tayronas, sobre el caribe colombiano, una escollera detiene las aguas movedizas. La técnica que, sistemática y puntillosa, es destinada al movimiento, se transforma en su opuesto.

Palomino es también la entrada a las Sierras Nevadas de Santa Marta, donde en la altura sus nieves perpetuas nos recuerdan que lo lejano es inmutable. En la dinámica humana, también, el aislamiento es sinónimo de permanencia: la interacción nos modifica.

El contraste de los usos es, a su vez, contraste de culturas.

Y sin embargo toda actividad humana es reducida por la inmensidad de la Naturaleza."

http://santiagomele.com.ar/files/gimgs/35_62990003.jpg